Legisladores de Florida quieren acabar con una norma «inconstitucional» que castiga a las autoridades locales que busquen controlar la venta de armas, que contó en su momento con el respaldo de la poderosa Asociación del Rifle (NRA), informó este martes la senadora Annette Taddeo.

La idea es enmendar una sección de la Constitución estatal que somete a los funcionarios electos locales a «multas, destitución y demandas» si promulgan regulaciones sobre armas dentro de sus comunidades.

«Necesitamos derogar esta ley de prevención promulgada en 1987 que elude la voluntad de la gente de que los funcionarios electos aprueben leyes de armas de sentido común en sus comunidades», manifestó Taddeo en un comunicado.

La enmienda constitucional cursada en ambas cámaras del legislativo estatal fue patrocinada por la senadora y el representante de la Cámara baja Dan Daley, ambos demócratas.

«Esta ley respaldada por la NRA era incorrecta cuando se aprobó en 1987 y está equivocada hoy», dijo Daley.

Daley dijo que como exalumno de la secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, donde 17 personas murieron en un tiroteo en febrero de 2018, se unió para apoyar la anulación de estas «disposiciones punitivas, draconianas e inconstitucionales».

Los legisladores recordaron que en julio pasado un tribunal dictaminó que las sanciones contra los funcionarios del gobierno local por realizar sus funciones eran «inconstitucionales».

El juez Charles Dodson, del condado León, sostuvo que esta ley, que está en vigencia desde 2011, que impide a los funcionarios del gobierno local, bajo amenaza de multas y destitución, aprobar medidas para el control de armas es «inconstitucional».

«La violencia armada es una epidemia a la que está sometida toda la nación y todos los niveles de gobierno deberían tener un asiento en la mesa de soluciones», dijo Daley.
Sin embargo, se prevé la presentación de una apelación por parte de la fiscal del estado, Ashley Moody.

«Sé que la fiscal general ha presentado un aviso de apelación e intentará utilizar el sistema judicial para intentar frustrar el fallo e ir en contra de la voluntad de la gente, pero no me rendiré ante esto», dijo Taddeo.

Florida ha sido escenario en los últimos tres años de los tiroteos masivos del club Pulse, en Orlando, y de la escuela de Parkland, en donde murieron 49 y 17 personas, respectivamente.

En el caso de Pulse también murió el agresor, el estadounidense de origen afgano Omar Mateen, a manos de las autoridades.

Por otro lado, los demócratas de la Cámara de Representantes estatal solicitaron a la Administración del gobernador, Ron DeSantis, una sesión especial para abordar la propuesta de verificación de antecedentes a aquellos que deseen comprar armas, entre otros temas sobre violencia armada.

«La gente de Florida se merece algo mejor. Merecen vivir en ciudades libres de la plaga de la violencia armada diaria», señaló el representante estatal Javier Fernández.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here