El Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes aprobó hoy las citaciones obligatorias para obtener documentos de la Casa Blanca en una investigación sobre el empleo de cuentas privadas de correo electrónico por parte de funcionarios públicos.

«Hay cuestiones graves acerca de este uso de cuentas personales de correo electrónico y textos», afirmó el presidente del comité, el demócrata Elijah Cummings, después que la resolución fue aprobada con los votos a favor de todos los miembros de su partido, y en contra de todos los miembros republicanos en el comité.

La medida fue aprobada en medio de una prolongada y cada vez más ríspida disputa entre la Cámara de Representantes, donde los demócratas tiene mayoría; y el Ejecutivo republicano acerca del alcance y los límites del papel de supervisión que la Constitución asigna al Congreso.

Los demócratas sostienen que varios funcionarios se han burlado de las leyes de registros federales y como ejemplo Cummings citó evidencias de que Jared Kushner, asesor y yerno del presidente Donald Trump, ha usado WhatsApp en el curso de actividades oficiales de la Casa Blanca.

Cummings ha solicitado información de la Casa Blanca acerca de versiones según las cuales algunos funcionarios de alta jerarquía, incluida Ivanka Trump, la hija y asesora del presidente, han usado el correo electrónico personal y aplicaciones para comunicarse en el curso de actividades oficiales.

Jim Jordan, representante por Ohio y el republicano de más alto rango en el comité, sostuvo que «Ivanka Trump cumple con la ley, algo que Hillary Clinton jamás hizo».

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI por su sigla en inglés) investigó en 2016 el uso que hacía la entonces secretaria de Estado, Clinton, del correo electrónico del Departamento de Estado. El FBI concluyó que Clinton no había violado la ley.

A comienzos de julio, Cummings envió una carta al abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, reiterando sus pedidos de documentación y un informe sobre el uso personal por parte de funcionarios del Ejecutivo de comunicaciones para asuntos oficiales.

La resolución aprobada hoy autoriza a Cummings para que envíe una citación obligatoria al jefe de gabinete, Mick Mulvaney, pidiendo todos los registros presidenciales enviados o recibidos por funcionarios de designación política en la Casa Blanca desde el 21 de enero de 2017, cuando Trump inició su mandato, y que no pasaron por sus cuentas oficiales.

También le autoriza a requerir todas las comunicaciones, incluso las que pueden contener información secreta, enviadas o recibidas por funcionarios políticos, incluidos miembros del Consejo de Seguridad Nacional, desde la misma fecha y usando cuentas de mensajes electrónicos no oficiales.

La investigación sobre el uso de cuentas privadas para asuntos oficiales es una de varias pesquisas promovidas por los demócratas en torno a la Casa Blanca.

La Administración Trump se ha negado a cumplir con numerosos pedidos de documentación hechos por los demócratas con el argumento de que los legisladores están excediéndose de sus atribuciones e infringiendo en los privilegios del Poder Ejecutivo.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here