El secretario hondureño de Relaciones Exteriores, Lisandro Rosales, mantiene hoy conversaciones en Washington con responsables del Departamento estadounidense de Estado sobre la cooperación bilateral en materia migratoria y la seguridad fronteriza.

Un portavoz de la cartera de Exteriores estadounidense dijo a Efe que otros de los temas en la agenda de las reuniones es la crisis en Venezuela, la lucha contra la corrupción y el desarrollo económico.

Agregó que la delegación hondureña visita la capital estadounidense en el marco de las conversaciones sobre «cómo abordar los desafíos comunes en la región del Triángulo Norte».

«EE.UU. trabaja con Honduras en una amplia gama de asuntos, incluida la inmigración ilegal, la seguridad fronteriza y retos regionales. Como el secretario en funciones (de Seguridad Nacional, Kevin) McAleenan expresó, EE.UU. continúa teniendo discusiones productivas con Honduras sobre una serie de asuntos de seguridad incluida la migración», dijo la fuente.

McAleenan anunció el miércoles en Twitter el viaje de una delegación hondureña a Washington para reunirse con responsables del Departamento que dirige, aunque no precisó si él iba a estar en esos encuentros, para llevar a cabo conversaciones «sobre los desafíos comunes en la región del Triángulo Norte».

Hace dos días, Rosales rechazó que Honduras vaya a ser un tercer país seguro para los migrantes que buscan refugio en territorio estadounidense.

«Contrario a algunas publicaciones, las pláticas con EE.UU. no contemplan a Honduras como un 3er país seguro» para Estados Unidos en el tema migratorio, escribió Rosales en Twitter.

Agregó que la agenda entre Honduras y Estados Unidos se centra en temas de «seguridad regional, promoción de inversiones y oportunidades y programas de empleo temporal que promuevan una migración regular, segura y ordenada».

El canciller recordó que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se reunió a finales de agosto con McAleenan, con quien habló sobre «un compromiso compartido en mejorar la seguridad» y abordar la migración irregular en el hemisferio occidental.

Por otro lado, este martes la Corte de Constitucionalidad de Guatemala anunció que había revocado el amparo provisional que suspendía de forma temporal el acuerdo migratorio firmado con EE.UU en julio.

Dicho convenido obliga a los migrantes que atraviesan el país centroamericano, según el Gobierno de Donald Trump solo salvadoreños y hondureños, a pedir asilo en Guatemala en vez de en territorio estadounidense.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here