Nuevos movimientos del personal más cercano del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, sitúan al mandatario como posible candidato para las elecciones primarias del Partido Demócrata de cara a las presidenciales que se celebrarán en 2020.

Según publican este lunes varios medios de comunicación locales, los recientes viajes del alcalde metropolitano a estados clave en las primarias como Massachussets y Nevada, o acciones como la contratación de un consultor para recabar fondos en pequeñas cantidades indican el interés del demócrata por sumarse a la carrera por la nominación.

Además, la salida conocida este lunes del director de comunicaciones de la Alcaldía, Mike Casca, para sumarse al comité de acción política federal de De Blasio, Fairness PAC, refuerza las especulaciones en torno a su candidatura, ya que trabajó como asesor de la campaña presidencial de Bernie Sanders en 2016.

Otro de sus principales asesores, el director de asuntos intergubernamentales Jon Paul Lupo, también se dio de baja de su puesto en la Alcaldía para sumarse a Fairness PAC de cara a trabajar en una potencial campaña, aunque todavía cobra de la institución mientras disfruta de sus días de vacaciones.

El alcalde demócrata fundó este comité el año pasado con el objetivo de apoyar candidatos progresistas para distintas convocatorias, y recaudó alrededor de 600.000 dólares.

Al ponerlo en marcha, De Blasio aseguró que no aceptaría aportaciones de empresarios que tuvieran «negocios que se anteponen a la ciudad de Nueva York».

De Blasio lleva tiempo jugando la idea de presentarse a las presidenciales después de que en 2016 intentara influir en el programa político de los contendientes Sanders y Hillary Clinton, sin éxito.

Sin embargo, sus electores desaprueban por un abrumador 76 % la posibilidad de que De Blasio opte por presentarse a la Casa Blanca, según un sondeo de la Universidad de Quinnipiac (Connecticut), en el que solo un 18 % de los neoyorquinos se muestran a favor.

«Me alegro de haber podido unir a la gente de la ciudad de Nueva York», ironizó el alcalde la semana pasada cuando le preguntaron acerca del resultado de esta encuesta.

Las informaciones sobre su posible candidatura se intensifican en la recta final del segundo y último mandato de De Blasio, que tendrá que abandonar la alcaldía en 2021, y justo cuando ya se está hablando de la próxima candidatura para liderar la ciudad.

De Blasio, a punto de cumplir 58 años, se encuentra en el ala más progresista del Partido Demócrata y ganó los comicios a la Alcaldía con el 66 % de los votos en 2017.

Entre sus propuestas en aquel entonces y que podría recuperar para su campaña presidencial, la escolarización gratis de los niños a partir de los 3 años y la ampliación del programa de viviendas a bajos precios para las clases más desfavorecidas.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here