Funcionarios electos, líderes comunitarios y organizaciones hispanas urgieron nuevamente este lunes al gobernador de California, Gavin Newsom, a nombrar a un latino o una latina para el puesto que dejará vacante Kamala Harris en el Senado federal cuando tome posesión como vicepresidenta de Estados Unidos en enero.

“Le estamos exigiendo al gobernador que respete la diversidad de nuestra comunidad”, dijo en una conferencia de prensa el concejal por Sacramento Eric Guerra.

El concejal resaltó el hecho de que los hispanos representan el 40 % de los residentes de los casi 40 millones de habitantes de California, y necesitan una voz que los represente en Washington.

“Cuando la mayoría de los jóvenes en nuestras escuelas son latinos, y necesitamos una reforma migratoria para que respeten nuestro trabajo, necesitamos un senador que sea latino o latina”, insistió el funcionario.

Al llamado hecho desde las escaleras del Capitolio estatal se unieron legisladores como Robert Rivas, Susan Talamantes Eggman y Lorena González, que una y otra vez urgieron a Newsom a elegir a uno de los muchos hispanos o hispanas preparados para ocupar el cargo.

“Nuestros niños (latinos) necesitan una inspiración, un modelo a seguir. Gobernador Newsom, usted ha tenido nuestro apoyo todo este tiempo; nosotros esperamos su apoyo ahora”, señaló Norma Alcalá, integrante del Chicano Latino Caucus del Partido Demócrata de California.

La creciente coalición llevará a cabo otras dos conferencias en las ciudades de Fresno y Los Ángeles como parte del movimiento al que pertenecen el Caucus de Legisladores Latinos de California, el Caucus Latino de Condados en California, la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) de California, la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO) y Mi Familia Vota, entre otros grupos.

Harris logró su escaño en el Senado estadounidense en 2016 reemplazando a la legisladora Barbara Boxer, quien estaba en el cargo desde 1993.

Los dos puestos del Senado federal para California han estado dominados por mujeres desde la elección a principios de la década de 1990 de Dianne Feisntein (1992-Presente).

El nombre de Hilda Solís, supervisora del condado de Los Ángeles, quien fue secretaria de Trabajo en la Administración de Barack Obama (2009-2017), está entre la lista de candidatos que lidera el secretario de Estado de California, Alex Padilla, y el fiscal general Xavier Becerra.

Aunque el nombre de Becerra también hace parte del abanico de posibles latinos que integren el gabinete del próximo gobierno de Biden. El fiscal podría ocupar la titularidad del Departamento de Seguridad Interna (DHS), que en el Gobierno del presidente Donald Trump ha sido fuertemente criticado por la aplicación de la fuerte política migratoria de la Administración.

En la lista de candidatos a ocupar el puesto de Harris también se escuchan los nombres del comisionado estatal de Seguros, Ricardo Lara, y el alcalde de Long Beach, Robert García.

Miguel Tinker-Salas, profesor de Historia y Estudios Latinos en Pomona College, dijo a Efe que “es una deuda histórica que tienen los demócratas en California con los latinos”, ya que gracias a esta comunidad y las movilizaciones de los años 90 para derogar la antiinmigrante Propuesta 187, el estado se volvió “azul” (demócrata).

“Fue ese movimiento y esa lucha lo que ha hecho que se llegue a una supermayoría demócrata en el estado”, sostuvo.

Déjanos tu opinión