Un nuevo grupo de latinos conservadores en la frontera de Texas con México se ha unido para hacer campaña en favor de la reelección del presidente Donald Trump, del que aplauden su mano dura en contra de la migración indocumentada y aseguran que los hispanos no deben votar demócrata solo por «tradición».

«Trump representa mis valores y los de muchos otros hispanos. Los hispanos vamos a la iglesia, estamos en contra del aborto, trabajamos muy duro y no apoyamos que se regale nada a nadie», dice a Efe Ray Baca, presidente de Border Hispanics 4 Trump.

El responsable del grupo con base en El Paso (Texas) reconoce que uno de los temas que más divide a los hispanos actualmente es el tema migratorio, algo que afecta directamente a las comunidades a lo largo de la frontera con México.

«Creo que existe una creencia equivocada de que, por el solo hecho de ser hispanos, apoyamos una ‘frontera abierta’, y que todas las personas que quieran venir a este país lo hagan y no es así», sostiene.

Originario de Texas, Baca dice que muchos hispanos como él apoyan la migración «legal» y consideran que es una injusticia que indocumentados diariamente crucen la frontera y crean que tienen el «derecho» de quedarse en los Estados Unidos, mientras que hay personas que esperan años para poder migrar de manera regular.

Como dueño de un negocio, Baca reconoce la importancia de la fuerza laboral de los migrantes y no tiene ningún problema en que más inmigrantes lleguen a los Estados Unidos, pero apoya a Trump en la idea de que debe de ser por la forma «legal».

«Los Estados Unidos tienen el derecho de decidir cuánta gente puede inmigrar cada año, basado en las necesidades económicas del país», asegura.

En su opinión, muchos hispanos están molestos por lo que calificó como la tendencia de los demócratas de culpar a los republicanos y a Trump por la crisis que se vive actualmente en la frontera.

«No es nuestra culpa que otros gobiernos sean corruptos, no es nuestra culpa que su economía sea un desastre (…). No es la responsabilidad de los contribuyentes de los EE.UU. pagar por la corrupción que se vive en países como Venezuela, México u Honduras, no es nuestra responsabilidad resolver sus problemas», sostuvo.

Baca aplaude los esfuerzos de Trump por construir un muro fronterizo con México, aunque admitió que los migrantes siempre encontraran maneras de «brincar» cualquier barrera que les separe de lograr una vida mejor.

Con respecto a la controversia generada por la separación de familias en la frontera, Baca asegura que la Casa Blanca solo aplica programas que fueron aprobados en el pasado, incluyendo bajo la Administración del expresidente Barack Obama (2009-2017).

Pero Baca va allá y considera que es «mentira» que familias y niños hayan sido puestos en «jaulas», a pesar de imágenes existentes, y afirma que el Gobierno protege a los niños al asegurarse de que no sean traficados por personas que no tienen ninguna relación con ellos y que falsamente declaran en la frontera que son sus padres solo para poder ingresar al país.

Con respecto a los millones de inmigrantes indocumentados que ya viven en los Estados Unidos, el presidente de Border Hispanics 4 Trump asegura que se debería aprobar una reforma migratoria que otorgue un camino a la legalización de los migrantes.

Eso sí, siempre y cuando no hayan cometido ningún tipo de delito y no se les otorgue inmediatamente la ciudadanía, sino que tengan que esperar dependiendo del tiempo que hayan vivido de manera irregular en el país.

Afirma además que Trump quiso impulsar una reforma migratoria que incluyera a los «soñadores» pero, en su opinión, los demócratas se

lo impidieron.

El presidente de Border Hispanics 4 Trump indica que hay muchos hispanos que se han beneficiado de las políticas económicas y fiscales del presidente y que hay muchos más conservadores de lo que se piensa inicialmente.

«Por el solo hecho de ser hispanos, no quiere decir que debemos votar demócratas, no debemos votar solo por tradición’, asegura.

En 2016, el apoyo hispano a la demócrata Hillary Clinton fue del 66 %, por el 28 % de Trump, mientras que cuatro años antes Obama obtuvo el 71 % del voto latino, según datos del National Election Pool.

Y es que Baca reconoce que no todos los hispanos comparten sus ideas e inclusive asegura que lo han llamado «traidor a su raza» por apoyar a Trump.

Pero, dice, esto no lo desalienta y asegura que trabajará duro para movilizar el voto hispano en favor de su reelección.

Border Hispanics 4 Trump fue establecido el pasado mes de diciembre y su presencia se limita principalmente a Texas, pero Baca no descarta que a medida que se aproximen las elecciones puedan tener mayor presencia en otros estados fronterizos.

De acuerdo a cifras del Centro Pew, se espera que 32 millones de hispanos sean elegibles para votar en las elecciones presidenciales de noviembre, una cifra mayor de los 27,3 millones que fueron elegibles en el 2016, y cómo se repartan sus sufragios puede determinar quién gana los comicios. EFE News

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here