El exvicepresidente Joe Biden se llevó este martes la mayoría de los delegados en juego en las primarias demócratas de Florida e Illinois, en una jornada con pocos votantes por la crisis del coronavirus en Estados Unidos.

Como lo habían anticipado las encuestas, la opción moderada de Biden se impuso en Florida, el premio mayor, a la del senador socialista Bernie Sanders, por 58,9 % de los votos por 36,1%, según conteos preliminares.

Biden se lleva así buena parte de los 219 delegados del estado, como también de Illinois (con 155 delegados), donde obtuvo un 60 % de los votos frente al 34% de Sanders.

En Arizona, otro estado donde hoy se celebraron primarias y donde aún no hay datos por la diferencia horaria, están en juego 67.

Con unas primarias que van por la mitad del camino, Biden sigue allanando el terreno a la nominación para enfrentar al republicano Donald Trump en las presidenciales del 3 de noviembre.

Biden le lleva más de 6 puntos de ventaja al actual presidente en los sondeos de opinión.
El exvicepresidente de Barack Obama (2009-2017) y el senador por Vermont llegaron a las primarias de este martes tras el inusual debate celebrado el domingo pasado, sin público por el coronavirus, y el primero con solo dos participantes.

También vacíos estuvieron este día los puestos de votación, a los que llegaron pocos electores por temor al contagio del coronavirus, y donde los desinfectantes, los guantes, algunas máscaras y la ausencia de aglomeraciones marcaron la jornada.

En Florida, antes de votar los electores levantaban las manos y un voluntario les aplicaba el desinfectante.

Hoy además quedaron pendientes los 136 delegados de Ohio, que también tenía previsto para este martes sus primarias, pero que fueron canceladas debido a la pandemia del COVID-19.

SE AGOTAN LAS POSIBILIDADES DE SANDERS
Los resultados preliminares de hoy auguran un difícil futuro a la campaña de Sanders, de 78 años, y consolidan la victoria que ha tenido Biden, de 77, en más de una veintena de estados.

El exvicepresidente está así un poco más cerca de alcanzar los 1.991 delegados (el 50 % más uno) de un total de 3.979 de la Convención Nacional Demócrata, que se realizará el próximo julio en Milwaukee (Wisconsin).

El demócrata moderado superó con Florida los 1.000 delegados, mientras, que el socialista Sanders sumará menos a su cuenta de 745 delegados.

En un breve mensaje, sin tono victorioso, Biden se refirió principalmente a la urgencia de detener el coronavirus, al señalar que “abordar esta epidemia es una emergencia nacional similar a pelear una guerra”.

Sobre la “gran noche” que tuvo, subrayó que obedeció a una gran coalición, que incluye a latinos y afroamericanos, e hizo un llamado de unidad a los partidarios de Sanders.
“Mi objetivo como candidato a presidente, es unificar a este partido y luego unificar a esta nación”, manifestó Biden.

El senador, por su parte, no se ha pronunciado y dedicó gran parte del día a la discusión sobre la pandemia del coronavirus.

BIDEN SE LLEVA FLORIDA
El estado de Florida, con 17 % de electorado latino, muchos de ellos cubanos y venezolanos, ayudó este martes a afianzar el liderazgo de Biden.

Entre los floridanos cayeron muy mal las declaraciones del senador por Vermont, quien encarna las aspiraciones de los sectores más izquierdistas del partido, sobre el régimen de Cuba, del que dijo que no todo era “malo”.

Hace cuatro años el senador por Vermont también perdió en Florida frente a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, que tuvo en el “Estado del Sol” un aliado para conquistar la nominación.

En Florida más de 13,6 millones de floridanos podrán votar en las presidenciales del próximo 3 de noviembre, y una porción menor pudieron hacerlo hoy.

En este estado las primarias son cerradas, eso quiere decir que solo pueden votar aquellos inscritos por un partido determinado, lo que deja por fuera a por lo menos 3,6 millones de votantes independientes.

Juan Peñalosa, director del Partido Demócrata de Florida, señaló que 1.104.798 floridanos votaron por correo y en persona de forma anticipada, es decir un 21,70 % de los electores registrados.

“La nueva pandemia de coronavirus ha dejado en claro que nuestros métodos de votación deben modernizarse para evolucionar con el mundo cambiante”, dijo Peñalosa.

CORONAVIRUS ALEJÓ A VOTANTES
El miedo y la poca participación fueron los protagonistas en esta jornada electoral, en medio de una semana de pánico por el rápido aumento de los casos de coronavirus COVID-19.

El aislamiento voluntario como precaución, el cierre de escuelas y las restricciones de reuniones y viajes ahuyentaron de las urnas a votantes en Florida, donde se han presentados 7 de los 100 muertos por COVID-19 en Estados Unidos.

La abstención de la jornada, que estuvo marcada también por una histórica caída bursátil este lunes, sin embargo no alteró la predicciones de las encuestas, que siguen teniendo de favorito al exvicepresidente de Obama, con casi 21 puntos de ventaja sobre Sanders.

Además de Ohio, otros estados que han pospuesto por ahora sus primarias son Georgia, donde estaban previstas para el 24 de este mes, Luisiana, Georgia, Kentucky y Maryland, mientras que Wyoming ha establecido el voto por correo.

La próxima cita electoral será el próximo 29 de marzo en Puerto Rico, que aportará un total de 51 delegados a los demócratas.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here