El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmará este martes tres órdenes ejecutivas que buscan revertir la política migratoria de Donald Trump y sus consecuencias. Entre ellas, el mandatario estadounidense ordenará la formación de un grupo de trabajo que tendrá por objetivo reunificar a los menores que fueron separados de sus padres tras cruzar la frontera bajo el Gobierno de Donald Trump.

Biden “ha dejado claro que revertir las políticas migratorias del Gobierno de Trump que separaron miles de familias en la frontera es una prioridad”, dice una alta funcionaria de la Casa Blanca en una llamada telefónica a varios periodistas. El grupo trabajará con aliados en los países de origen para encontrar a los padres de los menores que todavía siguen bajo custodia del Gobierno.

Según publica la CNN, el grupo de trabajo estará presidido por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional y trabajará en todo el gobierno de EEUU de manera transversal. El mismo medio publicó recientemente que se espera que la primera dama Jill Biden tome un “papel activo” en la reunificación de familias.

Aunque no existe una cifra exacta sobre cuántos de los menores separados por el Gobierno de Trump bajo la estrategia de “tolerancia cero” siguen lejos de sus progenitores, se estima que son algo menos de 1.000. Según un documento judicial de diciembre, eran 628 los menores que seguían separados, de los cuales 333 tenían los padres en Estados Unidos y 295 en sus países de origen.

Biden firmará una segunda orden ejecutiva enfocada en la gestión de la migración en la frontera al definir la política de Trump como “caótica, cruel y confusa”. Entre otras medidas, este decreto tiene como objetivo “restablecer el sistema de asilo”, creando vías para que los solicitantes centroamericanos puedan llegar a Estados Unidos. Además, ordena al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que revise el programa Permanezcan en México, por el cual miles de centroamericanos están esperando turno en el lado mexicano de la frontera y que Biden ya ordenó suspender.

Finalmente, la tercera orden ejecutiva busca revisar “de arriba a abajo” todas las medidas recientes aprobadas por el Gobierno de Trump que han “establecido barreras” al sistema legal de inmigración, como las penalizaciones por el uso de beneficios públicos.

“El Gobierno anterior promulgó cientos de políticas que van en contra de nuestra historia y socavan el carácter de EE.UU. como tierra de oportunidad abierta y acogedora”, apunta la funcionaria. Estas órdenes ejecutivas sobre inmigración se añadirán a las firmadas por Biden en su primer día en el poder.

Entre esas medidas, Biden ordenó suspender la construcción del muro fronterizo con México, levantar el veto a los migrantes de países de mayoría musulmana y blindó el programa DACA, que otorga permisos de trabajo y residencia a 650.000 jóvenes indocumentados.

Déjanos tu opinión