Bernie Sanders un socialista disfrazado de demócrata

0
160

El socialista Bernie Sanders que encabeza las encuestas entre los precandidatos demócratas continúa su paso firme hacia la nominación a pesar de gigantescos errores como el que cometió días atrás en el programa de televisión “60 Minutes”.

Las ideas de Sanders son claramente socialistas pero agregado a eso tenemos que analizar el grado de ignorancia que demostró el candidato al defender a la Cuba comunista. Y es que Sanders dijo que se oponía a la “naturaleza autoritaria” de Cuba, pero insistió en que “es injusto decir simplemente que todo es malo” en Cuba. “Cuando Fidel Castro llegó al cargo, ¿sabes lo que hizo? Tenía un programa masivo de alfabetización. ¿Es eso algo malo?” argumentó el candidato demócrata.

Sanders declaró correctamente que la educación se hizo universal en la Cuba de Castro, pero ignoró la naturaleza del sistema educativo. El régimen cubano no buscaba la alfabetización solo por el bien de la alfabetización. Desde el principio, el régimen consideraba la educación, como la clave para que la revolución se arraigue y el régimen comunista pueda tener una población alfabetizada leal al gobierno.

A los niños cubanos se les enseñó en la escuela que su mayor lealtad es al Partido Comunista. Se les ordenó denunciar a sus padres ante las autoridades por tendencias contrarrevolucionarias. Si los padres, en la privacidad de su propio hogar, explicaran ideas a sus hijos que estaban en conflicto con la ideología comunista, podrían ser encarcelados por tres años bajo el Código para Niños, Jóvenes y Familia.

El sistema escolar sofocó las creencias religiosas privadas y todo concepto de discusión política a puertas cerradas. A los niños cubanos se les enseñó que Dios no existe y que la religión era el “opio de las masas”.

Comenzando en la escuela primaria, el progreso de un estudiante se registró en el llamado “archivo escolar acumulativo”. El archivo no solo registró el progreso académico, sino que también midió la integración revolucionaria tanto del estudiante como de la familia del estudiante, así como también la participaron del niño y su familia en manifestaciones masivas lógicamente a favor del régimen comunista.

Los cubanos saben leer y escribir, pero el régimen restringe severamente cómo pueden usar su alfabetización. Cuba es un estado comunista de un solo partido que prohíbe el pluralismo político, suprime la disidencia y restringe severamente las libertades civiles básicas. Solo un pequeño porcentaje de cubanos tiene acceso a internet. Los cubanos no pueden leer puntos de vista críticos o desaprobados por el régimen, y expresar tales puntos de vista significa correr riesgos considerables que pueden hasta costarle la vida como pasaba muy a menudo algunos años atrás cuando el régimen era aún más estricto.

Y no es que haya dejado de serlo sino que la pobreza en la que se encuentra la isla ha devenido en que las autoridades “aflojen” un poco sus exigencias pero no nos confundamos, Cuba sigue siendo un régimen comunista de la peor calaña.

En 1985, Sanders visitó Nicaragua y luego defendió el régimen sandinista respaldado por los soviéticos a pesar de sus graves abusos contra los derechos humanos, incluida la suspensión de las libertades civiles de los nicaragüenses. Hasta el día de hoy Sanders se niega a llamar dictador al líder venezolano Nicolás Maduro a pesar de que Maduro manipuló su elección y ha prohibido a la legislatura elegida aprobar leyes contrarias a su ideología e intención de gobierno.

Sus comentarios respecto a Cuba le pueden costar a Sanders y a los demócratas una derrota en la Florida, donde se concentran millones de cubanos, en su mayoría contrarios a las políticas socialistas y comunistas impuestas en su país de origen.

A través de los años Sanders ha demostrado claramente sus ideales, y se nos hace muy difícil pensar que este hombre pueda llegar algún día a ser presidente de los Estados Unidos. A pesar de ello, viene primero en las encuestas dentro del Partido Demócrata y es una gran amenaza para la democracia estadounidense pero en los papeles corre en desventaja contra el presidente Donald Trump quien cada día luce más fuerte y con más chances de conquistar la reelección.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here