Los medios de comunicación de las minorías cumplen un papel vital durante la pandemia de COVID-19, afirmaron este miércoles legisladores demócratas que pidieron ayuda financiera para periódicos, estaciones de radio y televisión y otros medios que sirven a esas comunidades.

Los legisladores demócratas, miembros de los caucus hispano, afroamericano, de indígenas nortemericanos y asiático-americano instaron al Senado y a la Cámara de Representantes que incluyan fondos federales para los medios locales y étnicos en un futuro conjunto de medidas para paliar la crisis.

“Cuando la nación confronta extraordinarias crisis financieras y de salud pública, el Congreso está ofreciendo fondos de emergencia para apoyar industrias específicas”, señalaron en una carta.

“Creemos que es vital la inclusión de apoyo para estos medios que están mejor ubicados para difundir noticias sobre COVID-19 a las comunidades de color, minorías étnicas multilingües y otros sectores de población vulnerables”, añadieron.

El nuevo paquete de alivios financieros que discute el Congreso, y que asciende a casi 500.000 millones de dólares, debería incluir “fondos y publicidad federal en los lenguajes apropiados para los medios noticiosos locales que atienden las comunidades minoritarias y una revisión de las prácticas de comunicación de las agencias para llegar a los grupos de población que no hablan inglés”.

“Muchas comunidades de color dependen de sus periódicos o estaciones de radio locales, que a menudo usan otros idiomas, para obtener información”, agregaron los legisladores.

El llamado citó ejemplos como un grupo de radioemisoras en español en Sacramento, California, que “a pesar de una disminución del 60 % en sus ingresos por publicidad ha presentado entrevistas regulares, en español, con funcionarios de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA, en inglés)”.

En San Francisco, señalaron, tres radioemisores cubren el impacto de COVID-19 para una audiencia de origen asiático, incluida KVTO-AM “que es la única estación que transmite totalmente en chino en el mercado y sirve a una población de más de 500.000 chino-estadounidenses”.

En Los Ángeles, la radioemisora KIRN-AM tiene programación en Farsi para una comunidad persa de 300.000 personas; y en el noroeste de Nuevo México cuatro estaciones, que transmiten en lenguaje navajo, han perdido del 40 % al 50 % de sus ingresos y está al borde del despido de personal.

“Desafortunadamente, muchos de estos medios que ya encaraban serias dificultades, ahora están en peligro de desaparecer debido a la pandemia”, advirtieron los legisladores.

Déjanos tu opinión